Encuentre la herramienta adecuada para el análisis de micotoxinas

La producción animal y la elaboración de alimentos balanceados cuentan con opciones que en el pasado para detectar la presencia de micotoxinas en materias primas y alimentos balanceados terminados. A continuación se indica cómo seleccionar el método adecuado para cada situación.

Durante décadas, tomar muestras y enviarlas a un proveedor de servicios analíticos ha sido el método principal para determinarla presencia de micotoxinas. En los últimos años, los métodos rápidos de análisis in situ se han extendido ampliamente, ofreciendo simplicidad y facilidad de uso para detectar las micotoxinas rápidamente. Con más opciones para elegir, encontrar la herramienta adecuada se ha vuelto más importante.

Análisis in situ frente a servicio de análisis

El primer paso para encontrar la solución de análisis adecuada es decidir si realizar el análisis uno mismo in situ (p. ej. en el campo o en las instalaciones de producción) o enviar las muestras a un laboratorio de servicios analíticos. La decisión depende de tres consideraciones principales:

1. Capacidad de análisis requerida

Para análisis de alto volumen o frecuentes (altaproducción), puede valer la pena realizar análisis in situ, ya que los costos suelen ser bajos.
Si usted solo realiza análisis ocasionales o tiene una baja producción, podría ser más conveniente enviar sus muestras a un laboratorio de servicios analíticos.

2. Tiempo aceptable para obtener resultados

Los análisis rápidos in situ arrojan resultados en una hora. Esto hace de los análisis rápidos una herramienta útil cuando el tiempo de decisión es corto, p. ej. al decidir si aceptar una entrega por camión. De inicio a fin, los resultados de un laboratorio externo demoranen promedio una semana.

3. Calidad de los resultados

Los análisis in situ pueden clasificarse como una herramienta de detección, ya que proporcionan una indicación rápida sobre la presencia de un analito porcada prueba. Los métodos de referencia  disponibles en un laboratorio de servicios analíticos son mucho más robustos, ofreciendo mayor confiabilidad sobre un mayor número de analitos.

Análisis rápidos

Los dos métodos más populares in situ son los análisis de tiras reactivas y las pruebas ELISA. Las diferencias claves se ilustran en la Figura 1. Los análisis de tiras reactivas están diseñados para dar resultados lo antes posible, aunque solo pueden procesar dos muestras a la vez. Por tanto, son ampliamente utilizados en puntos de recepción de la cadena de suministro de materias primas agrícolas. Los kits de pruebas ELISA (ensayoinmunoabsorbente ligado a enzimas) pueden analizar hasta 44 muestras simultáneamente. En general, ELISA es la mejor opción cuando se tienen 6 o más muestras. La diferencia de precio se recupera rápidamente debido a la necesidad de comprar menos kits y se ahorra tiempo.

 

Laboratorios externos

Al enviar muestras a un laboratorio de servicios analíticos, se debe decidir qué tecnología utilizar. Además del ELISA clásico, pueden elegirse métodos de referencia como HPLC (por sus siglas en inglés, cromatografía líquida de alto desempeño) y LC-MS/MS (por sus siglas en inglés, cromatografía líquida espectrometría de masas en tándem). Las diferencias claves se ilustran en la Figura 2. Los métodos de referencia analizan múltiples micotoxinas en su muestra de una sola vez. Por ejemplo, el método para multimicotoxinas LC-MS/MS que ofrece Romer Labs es capaz de analizar hasta 18 toxinas a la vez.

 

Materias primas frente a alimento balanceado terminado

Recomendamos un monitoreo constante, tanto alcomienzo como al final de la línea de producción de alimentos balanceados. Esto significa utilizar pruebas rápidas para el control de la materia prima que ingresa. La mayoría de las materias primas cuentan con protocolos y validaciones para ser analizadas mediante métodos rápidos. Encontrar las micotoxinas antes de que la materia prima ingrese al ciclo productivo, puede prevenir problemas y mayores costos más adelante.

Los alimentos balanceados, están compuestos de diferentes ingredientes, por lo que resultan complejos al momento de analizarlos. Dependiendo de la cantidad de alimento que sea necesario controlar, pueden emplearse métodos rápidos o remitirse a un laboratorio analítico externo. Si sólo se tratan de algunas muestras, o si la composición del alimento balanceado cambia constantemente, los resultados más adecuados pueden obtenerse a partir de muestras enviadas a un laboratorio externo. Cuando se necesita controlar muchas muestras y la fórmula no sufre cambios mayores, se puede generar un protocolo empleando métodos rápidos. Siempre se debe considerar que la formulación de alimentos balanceados varía con la disponibilidad de materia prima y su precio en el mercado, así como la estación y el uso al que está destinado. Para el análisis de alimentos balanceados, se recomienda validar el método y obtener un protocolo a medida cuando se seleccione un método rápido.

Conclusión

La creciente popularidad de los análisis rápidos para micotoxinas genera más opciones para la elaboración de alimentos balanceados y la producción animal. Existe una serie de factores a considerar al elegir la herramienta adecuada de detección de micotoxinas. Los métodos de análisis in situ ofrecen una serie de ventajas, como la rapidez, el costo y la facilidad de uso. Los métodos de referencia disponibles en un laboratorio de servicios analíticos brindarán mayor precisión para un mayor número de analitos, ofreciendo un panorama más completo de la situación de la contaminación. Los análisis rápidos son una buena opción para la evaluación de materias primas. Para muestras complejas, se debe validar el análisis rápido.

Close
Login